Da sabor a tus recetas

Aromas, aceites, extractos…¿líquidos o en pasta? En las tiendas especializadas en repostería existen muchas posibilidades para dar sabor a bizcochos, rellenos, galletas, fondant y glaseados. Todo un mundo de sabores exóticos, frutales, florales y muchas veces curiosos,  por descubrir. ¿Te atreves?

En la actualidad, es habitual encontrar en las estanterías de los supermercados y tiendas productos cada vez más peculiares. La globalización ha hecho que la diferencia sea el factor clave para hacerse un hueco en el mercado y cada vez es menos raro encontrar productos como bombones con pimienta, chocolates con sabor a té, patatas fritas con gusto a gambas o patatas bravas, infusiones tropicales, helados antes impensables y un largo etcétera.

El mundo de la repostería no es una excepción. Si hasta hace unos años era casi imposible encontrar en nuestro país esencia de vainilla, de almendra amarga, de naranja o limón, hoy se ha dado un giro de 180 grados. Bien a través de Internet o en las tiendas especializadas encontramos un amplio surtido de aromas y esencias de varias marcas que incluso rayan en lo extravagante. Bizcochos y rellenos pueden saber a nubes, a algodón de azúcar, a caramelo blando, a chicle, y por qué no, a ¡princesa!

La oferta es impresionante, pero realmente ¿sabemos cómo utilizarlos y cómo sacarles partido? En CakeMag.es hemos estado hablando con Isabel y Aurora Landete, de la tienda de repostería pionera en la Comunitat Valenciana, Chic-Cokies, quienes nos han dado algunas claves para dar sabor a nuestras recetas.

Desde hace aproximadamente unos seis meses las responsables de este establecimiento valenciano comercializan su propia marca de aromas, Azúkar. Se trata de esencias naturales elaboradas en Francia.

Las esencias se pueden emplear en masas de bizcochos, galletas, rellenos, fondant, almíbares y también para elaborar recetas de la famosa dieta Dukan dándole un toque diferente al queso blanco…

Aproximadamente, se emplean unas 10-12 gotas por litro o kilo. Esa es la dosis recomendada pero habrá que ir probando hasta encontrar la dosificación más acorde con nuestro paladar. El calor del horno no estropea el sabor. Los sabores más habituales en repostería son la vainilla, presente en innumerables recetas, así como la almendra, el limón y la naranja, pero la franja de posibilidades es tal y como comenta Isabel, “infinita”.

Los aceites, como los que comercializa Lorann, son más concentrados y contienen tanto elementos naturales como artificiales. No se disuelven en agua. En este caso, se suelen utilizar unas 4 gotas de aceite. Su uso es recomendable para caramelos, chocolates y productos horneados.

Otra de las opciones es utilizar pastas naturales o en gel, como las que ofrecen Home Chef o Patidess. “Los productos Home Chef son pastas naturales que dan un sabor magnífico  a bizcochos y rellenos. Su consistencia es diferente al aroma. La pasta de fresas silvestres da un color y un sabor estupendo.”, asegura Isabel. En el caso del sabor en pasta se suele emplear unos 25 gramos de producto por cada medio kilo de masa, pero siempre es el paladar el que determina la “dosis” exacta.

Un aspecto que hay que tener en cuenta a la hora de utilizar estos productos es el color, que puede afectar al resultado final de la receta, sobre todo si se usa para darle sabor al fondant blanco. Por ello existen en el mercado otros productos saborizantes que son incoloros.